Las cooperativas de vivienda por ayuda mutua en Bolivia

Familias de bajos ingresos, principalmente mujeres que de forma individual no tienen oportunidad de acceder a una vivienda adecuada, ven como alternativa el organizarse y capacitarse con apoyo de un equipo técnico para formar una Cooperativa de Vivienda por Ayuda Mutua (CVAM).

Una CVAM legalmente constituida cuenta con Personería Jurídica, Estatuto Orgánico, y reglamento, aprobados por la Autoridad de Fiscalización y Control de Cooperativas (AFCOOP). La CVAM es un tipo de Persona Jurídica que como organización se sustenta en la autogestión, la ayuda mutua y la propiedad colectiva.

La perspectiva de este modelo es que mujeres asociadas con apoyo técnico se encaminen en un proceso de generación de capacidades organizativas, administrativas, legales y constructivas para manejarse autónomamente y proyectar la construcción de viviendas con crédito o subvención del Estado. El control social sobre los recursos económicos y las capacidades constructivas garantizan la calidad de la obra bajo la modalidad de ayuda mutua y permite un ahorro entre 20 a 30 % del costo de la vivienda. Asimismo la compra conjunta de un terreno a nombre de la CVAM abarata el costo y racionaliza la utilización del suelo con espacios de uso individual adecuados y aprovechamiento de áreas colectivas.

Este modelo que nace en Uruguay, y que se va replicando en varios países de Latinoamérica incluido Bolivia, más allá de ser una alternativa de acceso a vivienda adecuada, fortalece la solidaridad y confianza entre familias cooperativistas, pues no solo permite la construcción de viviendas, sino construye ciudadanía y comunidad que genera entre las asociadas vínculos cooperativistas de amistad, igualdad, reciprocidad, confianza, equidad y solidaridad. La CVAM, inculca valores en la familia, la ayuda mutua en la construcción da un sentido de pertenencia y desarrolla un sentido de derechos colectivos como un referente para niñas y niños.

El Estado Plurinacional de Bolivia en su condición de titular de obligaciones a través del Ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda debería considerar esta alternativa de acceso a vivienda adecuada posibilitando crédito a las CVAM como personas jurídicas y se ahorraría recursos económicos de programas sociales orientados a prevenir situaciones de inseguridad, violencia familiar y hacia la mujer de las que el mismo Estado es socialmente responsable, las CVAM al formar ciudadanía y comunidad de forma directa también estarían dando respuesta a esta problemática.

Helmut Vega

Director Ejecutivo de INDICEP